¿Cómo te puede ayudar la osteopatía a cuidar la salud de tu organismo?

En este artículo hablaremos de la importancia de mantener el Sistema Estomatognático equilibrado y funcional, ya que relaciona funciones importantes para nuestro organismo.

¿Qué es el sistema estomatognático?

Es la unidad formada por la estructura esquelética, Nerviosa, Glandular, Vertebral alta, Temporomandibular, Dental, Angiolar, Alveolar y Vascular.

Todo ello relaciona las funciones digestivas, respiratoria, de la fonación, expresión, estético y facial, deglución, oclusión, succión y su influencia musculo-esquelética.

El tratamiento por parte del osteópata puede influir de manera global en el individuo, teniendo una repercusión favorable en las diferentes áreas en las que actúa directa e indirectamente este sistema.

Tratamiento osteopático

El osteópata realiza el tratamiento global del sistema, el tratamiento osteopático irá enfocado en la búsqueda de restricciones de movimiento, ya sea a nivel estructural, membranoso, muscular, orgánico, articular,… Con la normalización del sistema podemos mejorar todas aquellas áreas en las que influye de manera directa pero también indirectamente.

Un ejemplo de cómo podemos trabajar indirectamente:

Sabemos que nuestra mandíbula, su equilibrio y una buena oclusión son responsables de la información descendente, la cual influirá directamente en nuestra postura global como individuos. Pero realmente mejoramos nuestra postura de una manera indirecta, trabajando la Articulación Temporomandibular que influye en el Nervio Trigémino, este nervio influye sobre los núcleos vestibulares. Todo ello puede variar la dinámica ocular y la posición de nuestra cabeza iniciando aquí una lesión en cadena descendente que influya de manera global en nuestra postura, todo ello para adaptarnos al cambio en la posición de nuestra cabeza.

También resulta de gran ayuda equilibrar el Sistema Estomatognático en los más pequeños, desde recién nacidos el osteópata puede trabajar con técnicas muy suaves. A través a de la escucha osteopática podemos notar si el bebé tiene restricciones de  movimiento viscerales, articulares, craneales, fasciales, …. El trabajo de todos estos bloqueos puede ayudar y facilitar sus labores de deglución, succión, sonreír, mover la cabeza a ambos lados, etc. Es obligación del osteópata intentar mejorar todas aquellas tensiones producidas por un parto instrumentalizado o por una posición intrauterina un poco incómoda. Todo ello puede perturbar el equilibrio del sistema.

El osteópata debe realizar de realizar un tratamiento global para equilibrar el sistema, independientemente de la edad el paciente. Por ello, revisar el  cráneo y sus respectivas suturas y uniones con C1 y C2, cervicales altas, Articulación Temporomandibular, tensiones faríngeas y laríngeas, dinámica torácica, diafragma, tensiones viscerales,…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Primera visita gratuita.

Volver arriba