a zona del omóplato es una parte de nuestro cuerpo susceptible de recibir tensiones tanto directas como indirectas, se encuentra influenciado por la columna cervical y dorsal, diafragma, pulmones, uniones costovertebrales y musculatura con diferentes anclajes y direcciones. Su movilidad va ligada estrechamente a los movimientos de hombro y clavícula.

También conocido como escápula, este hueso plano se encuentra en la parte posterior del tórax. Forma parte de varias articulaciones y su buena movilidad influye en la salud del resto de articulaciones en las que participa.

Una mala movilidad de hombro puede influir negativamente en la movilidad del omoplato, haciendo que sus movimientos de basculación y translación se perturben.

El área muscular de la escápula suele ser una zona de compensación cuando el hombro no funciona bien, cuando hay dolor de hombro sobre utilizamos  músculos tales como: romboides, trapecios, angular del omóplato, serrato mayor, … Todo ello puede provocar que el omoplato se encuentre mucho más fijado a la parrilla costal, irritando su musculatura subósea, al existir una mayor fricción en sus movimientos.

Principales afectaciones del dolor de omoplato

Una de las afectaciones más habituales y que provoca dolor intenso en la zona de la escápula, es la irritación de los nervios raquídeos emergentes a nivel cervical. El pinzamiento de ciertas vértebras cervicales, sobre todo en el nivel bajo de la columna cervical, produce un dolor a modo de punzón justo en la zona media ubicada entre la columna dorsal y el omoplato. Este, es el motivo por el cual el dolor se acentúa en ciertos movimientos cervicales. A través de la osteopatía podemos solucionar de manera muy efectiva este tipo de bloqueo articular cervical, con un conjunto de maniobras simples y suaves podemos restablecer la buena biomecánica cervical. Todo ello reportará una disminución de la inflamación e irritación nerviosa debido a la disminución de la compresión que existe en el nervio debido al bloqueo estructural.

La musculatura originada a nivel cervical y anclada en la zona del omoplato también nos puede reportar dolor, debido a la tensión existente en su inserción ( por ejemplo: la contractura o espasmo muscular del trapecio ). Este fenómeno también puede producirse de manera inversa, provocando dolor en la zona cervical. Todo ello depende donde el músculo afectado realice su punto fijo y punto de tracción. Todo esto puede variar por las actividades de la vida diaria de cada persona, postura y el uso de la musculatura.

El bloqueo de las articulaciones costovertebrales de la zona dorsal puede referir dolor intenso en la zona del omóplato. Este tipo de lesión se pueden producir por malos gestos, golpe de tos, mala respiración, adoptar posiciones rectificadas en exceso, arquear la columna (típico en yoga), … Este dolor se puede reproducir de manera aguda incluso a la inspiración.

¿Cómo actúa la osteopatía cuando tienes dolor en el omoplato?

El tratamiento de osteopatía consiste en realizar un trabajo global, a través de las diferentes técnicas podemos restaurar aquellas tensiones y bloqueos que influyen y acentúan el dolor de omoplato tanto directo como indirecto. Dinamizar el tórax, trabajar el diafragma, equilibrar las tensiones fasciales y restaurar los bloqueos articulares serán claves en el éxito terapéuticoUna parte importante del tratamiento realizado por el osteópata será revisar los anclajes viscerales, el área de la escápula está muy relacionada a nivel orgánico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Primera visita gratuita.

Volver arriba